Acompáñanos el 1 de Mayo

Como cada 1 de mayo, quienes nos reunimos aquí conmemoramos a las mujeres y hombres que, desde los inicios de la revolución industrial, han sufrido en la piel las peores consecuencias de una forma inhumana de organizar la sociedad y, al mismo tiempo, han tomado la decisión de organizarse para contestarla.

acompannar

Quienes nos reunimos aquí declaramos que seguimos contestando las imposiciones de un pensamiento único de mercado que, con nuevas fuerzas y nuevas caras, pero con las mismas intenciones de siempre, sigue confundiendo la vida humana con su valor económico, los ecosistemas naturales con productos comercializables, y las prestaciones sociales, conquistadas con tanto esfuerzo, con un negocio en que invertir.

Nuestros oponentes ocupan ahora posiciones de poder en la mayoría de las instituciones que rigen nuestra sociedad, y desde ellas imponen su agenda antisocial. Utilizan, además, el poder financiero para coaccionarnos, el cultural para confundirnos y cuestionarnos, y el mediático para caricaturizarnos, para relegarnos al margen del debate público, para dividirnos.

Ejemplos de su omnipotencia son las reformas laborales y fiscales, que cargan sobre nuestros hombros la factura del rescate de la banca europea, o el desmontaje de nuestros servicios públicos, o la negociación secreta con que están redactando esa estocada final al modelo social europeo que es el TTIP.

Sin embargo, todo este inmenso poder no ha conseguido mantenernos en nuestras casas, esta mañana de primavera. Somos los de abajo de esta Región, quienes sufrimos el paro, la degradación y privatización de nuestros servicios públicos, el desmontaje de la mínima red de seguridad con que garantizábamos el principio de equidad, y no aceptamos la falsa elección que se nos plantea entre trabajo o justicia social, entre dignidad o futuro, entre ecología o recuperación.

Cada día somos más quienes creemos que la verdadera elección es otra. Recuperar nuestro empleo y nuestra justicia social, o seguir obedeciéndoles. Organizarnos para contestar su inhumano modelo de sociedad, o quedarnos de brazos cruzados mientras utilizan la crisis y el desempleo como la herramienta perfecta para implantar sus reformas.

Cada día somos más quienes ya hemos decidido. Como las mujeres y hombres del movimiento obrero que apostaron, contra viento y marea, por la unidad popular y la solidaridad horizontal, y construyeron, a partir de la nada, una alternativa a un modelo que pretendía que era el único posible, y que salir un centímetro de sus rejas era una utopía.

Quienes nos reunimos aquí, hoy 1 de mayo, hemos aprendido a cuestionar esas sentencias lapidarias con que tratan de hacernos comulgar. Y no comulgamos. Sabemos que ese gigante tiene pies de barro. Y puede caer. Creemos que lo inmutable puede cambiar, porque les hemos visto hacerlo, a nuestros mayores.

Y eso hacemos aquí. Por el reparto del trabajo y contra las políticas de austeridad, cambiemos este estado de cosas. Cambiemos Murcia. Viva la lucha de la clase trabajadora. Feliz 1 de mayo reivindicativo.

Autor: Cambiemos Murcia

Comparte este artículo en