Cambiemos afirma que las declaraciones de Bernabé sobre el transporte en Murcia y pedanías son “una excusa burda” para mantener los recortes

El concejal de Cambiemos Murcia Nacho Tornel ha dicho hoy que las declaraciones del consejero de Fomento, Francisco Bernabé, en las que aseguraba que el municipio y sus pedanías podrían quedarse sin transporte público por la aprobación de una enmienda de la oposición, son “una excusa burda” con la que intenta justificar los recortes aplicados en el servicio desde 2012.

Tornel ha recordado a Bernabé que el compromiso contractual que la Comunidad Autónoma tiene con las concesionarias del servicio no puede verse afectado por las enmiendas a los presupuestos que pueda presentar la oposición.

“Es inconcebible que la Administración regional no contemple como gasto fijo el comprometido con las concesiones al transporte público, dejándolo al albur de la negociación de los presupuestos autonómicos”, ha sostenido el concejal, tras denunciar que “nunca se tenía que haber permitido una bajada en los servicios que ya estaban contratados”.

Para Cambiemos Murcia, la actitud de Bernabé responde a “una maniobra de dilación” para no realizar un calendario de recuperación del transporte público ya que el argumento de la reestructuración de líneas que el propio Gobierno regional impulsó en 2012 se apoyaba en la situación de recesión económica y, por tanto, se disponía como una medida temporal.

El concejal ha recordado que, precisamente, la formación municipalista llevó al Pleno del pasado mes una moción para la vuelta a la situación anterior, que el PP rechazó con los mismos argumentos que el consejero ha utilizado.

La posición que mantiene el PP “es fruto de su negativa a ejecutar la Ley 10/2009 de Creación del Sistema Integrado de Transporte Público de la Región de Murcia, que ese mismo partido aprobó”, y que ha sufrido dos prórrogas, la última acabada el 2 de diciembre de 2015, ha explicado.

“El municipio de Murcia parece condenado a padecer una pésima gestión del transporte público; basta mencionar que donde antes había una concesionaria ahora hay tres, y una de ellas, LATBUS, descoordinada de las otras dos, y que el Ayuntamiento ha aprobado un Plan de Movilidad Urbana Sostenible que tomo como eje articulador el tranvía, un modo de transporte costoso que no va a solucionar los problemas de movilidad”.

En cualquier caso, Tornel considera que las administraciones municipal y regional “tienen la obligación de garantizar el derecho a la movilidad de la ciudadanía”.

Autor: Cambiemos Murcia

Comparte este artículo en