Cambiemos considera que los altercados en el CIE de Sangonera la Verde son consecuencia de la política represiva del Gobierno

Cambiemos Murcia considera que los altercados ocurridos anoche en el CIE de Sangonera la Verde son una de las consecuencias de una política represiva que mantiene abierta una “cárcel” en la que, según ha denunciado repetidamente Convivir sin Racismo, se suceden situaciones de restricción de derechos y malos tratos, con presencia de menores.

El responsable del sectorial de Migraciones de la formación municipalista, Gabriel Vascónez, ha pedido que se tengan en consideración como atenuantes las condiciones en las que estaban retenidas las personas implicadas en los altercados y que se cumpla estrictamente el principio de proporcionalidad recogido en nuestra legislación.

Para Vascónez, es “urgente” proceder al cierre de estos centros en los que se retiene a personas “que no han delinquido” y cuya única falta es no tener los papeles en regla. “No se pueden mantener abiertos lugares en los que el incumplimiento de los Derechos Humanos ha sido denunciados por parte de expertos, instituciones y organizaciones sociales”.

La formación municipalista ya criticó el trato y la falta de condiciones higiénicas, sanitarias y de seguridad que sufren las personas retenidas en el centro murciano con la presentación de una moción en el Pleno de julio del pasado año para declarar el municipio libre de CIES e instar al Gobierno de la Nación a adoptar medidas para ordenar el cierre de estas instalaciones.

Vascónez ha recordado, así mismo, que “mientras que el Estado español firma convenios internacionales en favor del derecho al asilo y el respeto a los Derechos Humanos, cada vez se conceden menos permisos y se tarda más en contestar, condenando a esas personas a que sigan retenidas”.

Numerosos colectivos y asociaciones en defensa de los Derechos Humanos, como Ferrocarril Clandestino, Pueblos Unidos, Karibu o Women’s Link, han exigido el cierre de los CIES tanto al Tribunal Europeo de Derechos Humanos como al Parlamento, y existen campañas en diferentes ámbitos con esta misma petición.

Además, ha recordado que su grupo municipal pidió al concejal de Urbanismo, Antonio Javier Navarro, que aclarara si el centro de Sangonera la Verde cuenta con licencia para desempeñar las funciones que tiene encomendadas y, en caso afirmativo, qué tipo de autorización.

Esta no sería la primera vez que un centro de esta naturaleza incumple la legalidad ya que en España existe un caso denunciado, el del CIE de la Zona Franca, cuyo cierre fue ordenado por el Ayuntamiento de Barcelona al disponer solo de la autorización para ser una comisaría y no cumplir con la normativa de seguridad.

“Si el CIE de Sangonera no tiene licencia, el Consistorio tendrá que informar al Ministerio del Interior de las posibles multas a las que tendrá que hacer frente” por tener abierto un centro “en situación irregular y fuera de derecho, e incluso proceder al precinto de las instalaciones”.

Autor: Cambiemos Murcia

Comparte este artículo en