Cambiemos Murcia denuncia el estado de abandono del antiguo colegio del Carmen

colegioel-carmen_cornisa1Ccolegioelcarmen_cornisa2ambiemos Murcia denuncia el estado de abandono del antiguo colegio del Carme n  

Cambiemos Murcia ha denunciado la caída de parte de la cornisa de la fachada principal del antiguo colegio del Carmen, un hecho que ha calificado de “grave” al tratarse de un edificio que en su interior da al patio de un centro escolar, y que ha atribuido al “abandono” que sufre gran parte del patrimonio histórico del municipio derivado de la “falta de voluntad política” del PP por su conservación”.

El vocal formación municipalista en la Junta de Distrito de El Carmen, Carlos Egio, ha explicado que aunque el edificio, de propiedad municipal, ha sido cedido a la Archicofradía de la Sangre, “no se puede permitir el estado de dejadez en el que se encuentra cuando en su entorno hay una presencia continua de niños”.

“En este caso ha sido parte de la repisa situada en la ventana que está justo encima de la puerta principal, pero si no se acometen las acciones oportunas de recuperación es posible que no se quede en un incidente aislado, con el peligro que eso supone al dar el exterior a una calle muy transitada y el interior a un patio en el que juegan niños todos los días”, ha añadido.

Además, padres y madres del centro han denunciado “que se han tenido que sellar puertas y ventanas con maderas porque se rompían cristales, y los ventanucos a ras del suelo porque hay ratas en el sótano”

“Este no es el único bien cultural”, ha sostenido Egio, “que se encuentra en estado de abandono”. “Por desgracia hay otros que necesitan una rehabilitación, como es el caso del Cuartel de Artillería, en el mismo barrio, y el Ayuntamiento no hace más que mirar para otro lado hasta que ocurra una desgracia”.

La situación de los inmuebles culturales de titularidad municipal contrasta, según Cambiemos Murcia, con que el Consistorio solo haya invertido el 50 por ciento del presupuesto destinado a inversión para este año, al que ya le quedan pocos días.

Autor: Carlos Egio

Comparte este artículo en

Deja un comentario