Cambiemos Murcia responsabiliza al alcalde Ballesta y al concejal de Cultura Jesús Fco. Pacheco por el despido de la plantilla del Museo de la Ciudad

El concejal de Cambiemos Murcia Ignacio Tornel denuncia la “precaria” gestión cultural del equipo de Gobierno, que lleva a sus espaldas la situación de los trabajadores del Ramón Gaya y el despido de la plantilla del Museo de la Ciudad.

El grupo municipal Cambiemos Murcia manifiesta su indignación por el inminente y anunciado cierre del Museo de la Ciudad de Murcia, tras la finalización del contrato con la empresa que dotaba de personal hasta este momento a la instalación municipal. Esta posibilidad era conocida desde que se puso de manifiesto igual situación en el caso del Museo Ramón Gaya, dándose la circunstancia de que el propio concejal de Cultura admitía el problema con la plantilla del resto de museos. “Todos estamos sorprendidos por la parálisis del equipo de gobierno desde que en mayo de 2015 se pusiera de manifiesto el importante problema con las externalizaciones de plantilla en nuestros museos, sobre todo tras el informe del Tribunal de Cuentas al respecto”, ha declarado Nacho Tornel.

Para el concejal de Cambiemos Murcia, “la política de Personal de este equipo de gobierno se aleja considerablemente del objetivo de internalizar servicios que en tantas ocasiones ha sido aprobado por el Pleno municipal, de manera que el responsable de Cultura y el alcalde de Murcia han visto llegar el conflicto de plantillas en los museos municipales y han preferido seguir tejiendo una cortina de humo a base de eventos y festejos, sin satisfacer las necesidades básicas insoslayables, como la de dar estabilidad al personal a cargo de la actividad museística”.

La formación municipalista ha destacado en repetidas ocasiones la inexistencia de “un auténtico servicio de museos municipales, dotado de proyecto cultural y científico, y cubierto por personal propio sujeto a condiciones laborales dignas, a estabilidad y proyección”. En este sentido, el alcalde Ballesta no ha sido capaz de romper el afán de Cámara por externalizar la gestión de los servicios municipales. Más aún, “a Ballesta le toca cargar con las consecuencias del desprecio del PP por la gestión cultural durante los últimos veinte años, cargada de brindis al sol y loas a las tradiciones pero que ha desmantelado progresivamente el tejido cultural en el municipio, empezando por el organigrama del servicio municipal”.

Tornel insiste en que el discurso sobre la excelencia y sobre el orgullo de lo nuestro, aderezado de aparato de comunicación y difusión, “no pueden ocultar por más tiempo la paupérrima intervención de su equipo de gobierno en pro de estructuras municipales capaces de, al menos, mantener abiertas las instalaciones donde se ubican nuestros museos, por carecer de personal”. A esta situación se unirá en pocas fechas el Museo de la Ciencia, afectado por el mismo problema.

El abuso durante la época de Cámara de la cesión ilegal de trabajadores para gestionar servicios e instalaciones municipales se encuentra en la base de este grave problema. Ballesta ha permanecido ajeno a las continuas denuncias de los grupos municipales y es el responsable del desastre en que se encuentran nuestros museos, centros de interpretación, centros de visitantes y oficina de Turismo. “El alcalde no ha movido un dedo al respecto. El Consejo social de la ciudad no existe si no es para justificar proyectos ante Europa. Las plantillas de los servicios externalizados trabajan en la precariedad y se quedan sin puesto de trabajo.”

Comparte este artículo en

Deja un comentario