Cambiemos Murcia y el PSOE dialogan sobre las condiciones para un posible apoyo en la investidura

  • La auditoría de los servicios municipales, un plan de atención prioritaria a familias empobrecidas y un plan urgente de empleo son las tres líneas básicas irrenunciables de Cambiemos Murcia

Esta tarde se han reunido públicamente miembros de Cambiemos Murcia, entre ellos el candidato a alcalde de la plataforma Nacho Tornel y la candidata electa Margarita Guerrero, y el candidato del PSOE José Ignacio Gras para analizar las propuestas políticas municipales de ambas formaciones y las posibilidades de investidura para el Ayuntamiento de Murcia. En relación con esto, Gras ha afirmado que “comparte los tres compromisos que presenta Cambiemos Murcia” como líneas básicas irrenunciables.

En la reunión, abierta y convocada públicamente con antelación, ha sido el mismo Tornel quien ha presentado al candidato socialista ante unos veinte asistentes. Antes de darle la palabra, tanto él como Guerrero han explicado en detalle las tres grandes líneas de programa que cualquier partido debe comprometerse a cumplir para poder tener el apoyo de Cambiemos Murcia: la auditoría de los servicios municipales a día de hoy, un plan de atención prioritaria a familias empobrecidas y un plan urgente de empleo.

Ante eso, José Ignacio Gras ha afirmado que “lo que leen lo podría estar yo leyendo”. Sin embargo, ha comentado que ni es momento de hacerse ilusiones excesivas ni de perder de vista la realidad, puesto que aunque el Partido Popular ha perdido la mayoría, eso no quiere decir que “como grupos de izquierda tengamos la posibilidad de gobernar”. De hecho, “no me encojo a liderar el cambio, pero no lo empujo porque hay tres partidos más que tienen que tomar sus propias decisiones”, ha dicho en una clara referencia a Ciudadanos.

Ni Tornel, ni Gras han negado que es este partido el que tiene la llave del gobierno municipal. Ambos han dejado claro, no obstante, que un Partido Popular en minoría se queda lejos de las aspiraciones de la ciudadanía, ante lo que Tornel ha recordado que “el señor Ballesta da una imagen de persona afable”, pero “ya tiene concejales con nombres y apellidos para controlar Emuasa, las obras en la vía pública o Cespa”. Ante eso Ciudadanos tiene una responsabilidad absoluta, ha continuado.

En todo caso, ambos han coincidido en considerar que no se terminarían las conversaciones con un alcalde del Partido Popular, puesto que habría que empezar a coordinar una oposición que se pudiera marcar objetivos comunes como la revisión de contratos públicos, la eliminación de la elección de asesores a dedo o la normalización de las contrataciones internas, entre otras muchas cosas.

Al final del encuentro, Margarita Guerrero ha recordado que, manteniendo la filosofía asamblearia y participativa de Cambiemos Murcia, sobre lo conversado a lo largo de la tarde serán los simpatizantes los que decidirán mañana miércoles en una asamblea cuál será la postura de la formación en el Pleno de Investidura del Ayuntamiento.

Autor: Cambiemos Murcia

Comparte este artículo en