Denunciamos la “autocontratación” de la parte privada de Emuasa a sus empresas ligadas

Los concejales de los grupos municipales Cambiemos Murcia y PSOE Nacho Tornel y Enrique Ayuso han denunciado hoy en rueda de prensa la “autocontratación de la parte privada de Emuasa a sus empresas ligadas”, lo que supone una constante privatización de los servicios públicos que repercute en los recibos del agua que pagan los vecinos y vecinas del municipio.

Asimismo, advierten de que la última privatización en proceso, relativa al servicio de priorizadores (que son los técnicos que evalúan las averías in situ), supondrá un coste de 250.000 euros al año, aunque “no hay ninguna necesidad porque no conlleva ninguna mejora del servicio y lo único que aporta es un encarecimiento del agua y mayores beneficios para la parte privada”.

Para ambos ediles, las externalizaciones que se están produciendo “tienen como intención un desalojo de lo público en beneficio de lo privado, además de contradecir lo aprobado en Pleno”, donde se han defendido mociones desde julio 2015 exigiendo la creación de un grupo de trabajo con los concejales representados en el Consejo de Administración de Emuasa, que hasta la fecha solo se ha reunido en dos ocasiones, por lo que han aprovechado para reclamar “al alcalde que ponga fecha y hora para una nueva convocatoria a la mayor brevedad posible”. Asimismo, otras mociones han solicitado la recuperación de los servicios públicos que se han ido privatizando y la defensa de un empleo que siga los principios de igualdad, mérito y capacidad.

En este sentido, Ayuso y Tornel aludieron al riesgo de cesión ilegal en el que puede recaer el Ayuntamiento de Murcia al permitir que la parte privada se limite a facturar por hacer de mera intermediaria utilizando recursos públicos. “Desde luego, esto demuestra que el Consistorio no aprende la lección tras lo ocurrido en el Museo Ramón Gaya, por poner un ejemplo”.

Los concejales han insistido en que “no podemos permitir que el dinero de los murcianos se utilice en pagar servicios innecesarios y encarecidos por una gestión privatizada cuando se están prestando por la parte pública de manera eficiente” y, en este caso, han recordado que puesto los vecinos y vecinas no pueden elegir al existir solo una empresa dedicada a la gestión del agua, esta debe actuar de forma impecable y hacer valer el control de la parte pública, que además es la mayoritaria.

Por todo ello, han adelantado que no van a apoyar las cuentas de Emuasa correspondientes a 2017, que se presentarán en el próximo Consejo de Administración en tanto no estén fiscalizadas por parte de la Intervención municipal, tal y como obliga la Ley de Haciendas Locales y se ha aprobado en Pleno. Al respecto, han tendido la mano al resto de grupos de la oposición para que se sumen a esta decisión, cuyo objetivo es recuperar las riendas de la parte pública de la empresa de aguas.

Autor: Silvia Cabrera

Comparte este artículo en

Deja un comentario