Denunciamos la celebración de un festival de música electrónica en El Valle en época de nidificación

Cambiemos Murcia ha pedido hoy al Gobierno regional que traslade la celebración del festival BRUNCH de música electrónica fuera del parque regional de El Valle Carrascoy, al considerar que “este tipo de conciertos son incompatibles con la preservación de un entorno natural protegido, lo que se agrava al realizarse en plena época de nidificación y favorecer la afluencia masiva de personas sin establecer limitaciones en el aforo”.

La formación municipalista ha apostado porque el festival, que tiene previsto celebrarse en El Valle Perdido y en el que participarán ocho DJs, tenga lugar en otro espacio que cuente con accesos y servicios adecuados para este tipo de eventos, y donde “el disfrute de la música en directo no suponga una alteración de los principios de preservación del espacio protegido”.

Ginés Mirón, miembro del grupo sectorial de Huerta y Modelo de Ciudad de Cambiemos Murcia, ha recordado que esta no sería la primera vez que se modifica el lugar de celebración de un concierto, ya que el día de antes de la última Romería se trasladó un evento que se iba a celebrar en el mismo sitio debido a los prejuicios ambientales.

Para Mirón, con independencia de las concesiones administrativas temporales de los quioscos y otros espacios de restauración ubicados en el parque, es prioritario que prevalezca la preservación de los valores ambientales “por encima de los comerciales que puedan tener estas instalaciones”.

Por otro lado, Cambiemos Murcia ha lamentado que el parque regional continúe tras más de 20 años de la aprobación inicial de su Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) sin un documento definitivo que regule los usos.

De igual modo, ha criticado que el parque continúe en la lista de espera para la elaboración del plan de gestión de la Red Natura 2000, al tiempo que ha recordado que la formación presentó una moción en el Ayuntamiento de Murcia para pedir a la Comunidad Autónoma la aprobación urgente de figuras de protección.

Autor: Carlos Egio

Comparte este artículo en

Deja un comentario