23 de septiembre, Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas

Comunicado del grupo sectorial de Mujeres, Feminismos e Igualdad ante el 23 de septiembre, Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas:

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cerca de 140.000 mujeres acaban atrapadas en redes de explotación sexual y trata de personas cada año en Europa. En nuestro país, estas redes mueven 8,3 millones de euros al día. Una cifra alarmante que, según advierten las ONG, está aumentando de forma imparable.

La trata de seres humanos es la captación, transporte, traslado, acogida y recepción de personas recurriendo a la amenaza e incluso al uso de la fuerza y otras formas de coacción como el rapto o el engaño, el abuso de poder o de situaciones de vulnerabilidad, o la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona.

Esta lacra, por tanto, lejos de ser un problema menor que pasa desapercibido, adquiere una importante presencia en nuestra sociedad que requiere de la implicación, coordinación y compromiso social y político de las Administraciones públicas, así como de sociedades críticas y concienciadas.

Han sido las propias ONG las que han advertido de que cualquier persona, especialmente las mujeres y los niños y niñas, puede ser víctima de trata, lo que hace necesario desmontar clichés y recordar que no se trata de un problema aislado y solo dirigido a un determinado sector de la población.

En el caso de España, la trata es un delito tipificado en el Código Penal. Sin embargo, tal y como reclaman las organizaciones sociales, se hace imprescindible ir más allá y contar con una normativa específica para poder hacer frente con plenas garantías a este vergonzoso problema, que se ve agravado por la precariedad y la marginalidad y, en la actualidad, por crisis como la de los refugiados y refugiadas.

Por todo ello, quienes formamos parte del grupo sectorial de Mujeres, Feminismos e Igualdad, reclamamos un mayor compromiso por parte de los gobiernos a todos los niveles para la formación de un frente común y luchar con el objetivo de acabar con esta lacra social a través de la implantación de medidas concretas encaminadas a este fin.

Autor: Silvia Cabrera

Comparte este artículo en

Deja un comentario