Entrevista a Carlos Egio: “Hemos pasado un momento complicado pero estamos recuperando la ilusión”

Hablamos con Carlos Egio, número 5 de la candidatura de Cambiemos Murcia al ayuntamiento de la capital autonómica

Carlos Egio (Murcia, 1981) es miembro de Podemos, y como hay que concretar, está alineado con la corriente ‘Ahora Podemos’. También es el número 5 de la lista de Cambiemos Murcia, espacio de confluencia en el que participan ciudadanos independientes y miembros de Izquierda Unida, EQUO y Podemos, aunque de manera oficial, sólo IU le dé su apoyo.

Egio, que ha estudiado Ciencias Ambientales y Periodismo, está haciendo un doctorado en Sociología -ya muy cerca de su fin- y ha trabajado durante ocho años fuera de nuestro país. Por ejemplo, en Colombia llevó a cabo varios proyectos de investigación sobre democracia participativa, y a esa experiencia alude con frecuencia cuando trata de analizar el proceso que se está viviendo estos meses en la política y en la sociedad españolas. Como activista, ha formado parte de distintos grupos ecologistas, y como periodista ha trabajado para medios como la Agencia EFE o el diario El Mundo. Hablamos con él sobre Cambiemos Murcia, sobre Ahora Murcia, sobre Podemos y sobre el momento político actual en el municipio.

¿Cómo les sentó que al día siguiente de su asamblea en San Basilio, en la que se aprobó la rotación de los cargos de su lista, se presentara la candidatura de ‘Ahora Murcia’ con algunas de las personas que anteriormente estaban en Cambiemos?

En primer lugar, quiero dejar claro que yo creo que en esta etapa de campaña no debemos entrar en competencia. Parece evidente que a quien nos enfrentamos es a quienes llevan gobernando esta ciudad durante más de 20 años y que son responsables de la situación de crisis social en la que estamos. No tendría ningún sentido.

Pero no les sentaría bien, imagino.

Bueno, dicho lo anterior, la sensación al ver que surge otra opción con gente que ha estado dentro de Cambiemos, es compleja. En mi caso, y desde que empezó todo el proceso de Podemos, yo he defendido que el escenario ideal era incluso una sola marca para toda la región, y los compañeros con los que he trabajado dentro de Podemos hemos dicho siempre que no podíamos hacer lo que estamos haciendo ahora, que es liar a los ciudadanos con cuatro marcas diferentes relacionadas con el cambio y la transformación real. Mis compañeros y yo, de hecho, soñábamos con tener un Cambiemos en todos los escenarios, tanto a nivel autonómico como municipal, en los diferentes municipios de la Región de Murcia. Sobre todo sabiendo que compartimos la mayor parte de nuestro programa electoral. De eso no me cabe ninguna duda. Por eso me queda la sensación de que algo no hemos hecho bien cuando está pasando esto…

Al hablar de propuestas concretas, se entiende aún más que no se entienda lo que pasa, y permítame el juego de palabras.

Estoy de acuerdo. A mí una de las cosas que más me llamaba la atención cuando decidí acercarme a Cambiemos era que se hablaba más de cómo se iba a organizar la lista que de otras cosas, cuando a mí eso me parece algo secundario. Es verdad que se ha hecho y que se está haciendo un trabajo importante y que ya hay propuestas concretas sobre la mesa. Y de hecho, nuestro programa electoral, al ser abiertamente participativo, va a estar en construcción. La semana que viene se va a presentar, pero vamos a hacer un encuentro el sábado siguiente para que la gente lo conozca y que se puedan seguir aportando cosas mediante metodologías participativas. Pero volviendo con lo anterior, sí, yo lo dije en una de las primeras asambleas, que era muy ilusionante ir todos juntos. Ya tiene poco sentido imaginarlo, aunque lo tuvimos en la mano, pero yo me imaginaba un solo Cambiemos en todos los niveles, y que nos trajésemos a líderes de movimientos sociales y vecinales reconocidos a nivel estatal para apoyar a esa marca, y traernos a Errejón, y a Pablo Iglesias, y a López de Uralde, y a Alberto Garzón, y que todos defendieran esa opción. Y sobre todo en la Región de Murcia, que es de las que más necesita esa opción transformadora. No pudo ser, pero el hecho de que en el municipio de Murcia hubiera una opción (Cambiemos) y en la Región hubiera dos (Podemos y Ganar), ya generaba una incoherencia. Dos partidos que van unidos en lo municipal y separados en lo autonómico…

Usted es miembro de Podemos. ¿No cree que la raíz de esa situación está en la decisión de su partido de ir a las autonómicas por separado y dejar las municipales en esta especie de limbo? ¿No era mejor decidir y hacer lo mismo en todos los niveles, también en el municipal?

Esa es la opción que defendíamos tanto yo como los compañeros que nos hemos agrupado en torno a Ahora Podemos. Un movimiento político cuyo objetivo es una transformación profunda del sistema político actual, tenía sentido precisamente desde lo municipal. Lo interesante y lo lógico es que esa propuesta se hubiera articulado desde los círculos, desde lo municipal, desde el trabajo cotidiano del día a día. Lo ideal es que nos hubiéramos presentado tanto en municipios como en autonomías, y que lo hubiéramos hecho pensando en opciones de confluencia fundamentalmente. Muchos de los que entramos en Podemos, de hecho, pensamos que iba a ser otra cosa. No hablábamos de partido, sino de movimiento político. Una plataforma ciudadana donde pudieran entrar personas de diferentes opciones políticas en este momento, que es ideal para cambiar la realidad, sumándose al proyecto en un acto de generosidad.

Cambiemos Murcia, ¿está dominado y condicionado por Izquierda Unida?

Pues no. No me lo parece. De ninguna manera. Es verdad que hay militantes de Izquierda Unida, pero también de EQUO, de Podemos y de movimientos vecinales. El otro día estábamos en Los Ramos, y las compañeras que presentaron el acto eran vecinas de allí. Y hay gente que trabaja en el movimiento vecinal. Es cierto que en el resultado de las primarias, no por las votaciones sino tras aplicar la cremallera de género, quedaron cuatro personas de Izquierda Unida en las primeras posiciones, pero en una opción donde hemos dicho siempre que lo importante no eran las personas que estuvieran al frente sino las propuestas que se iban a defender, y la manera de trabajar a diario, lo de menos es quiénes están los primeros de la lista. Además, nosotros, los compañeros de Podemos, propusimos desde el primer momento la manera de darle pluralidad a la lista, como la rotación que finalmente salió adelante. La mitad de las personas que están en la lista, a los dos años, cederán su puesto a personas de otras sensibilidades. Había formas de solucionar eso.

Hay quien dice que Izquierda Unida puso palos en la rueda de Cambiemos, ¿qué opina sobre esa afirmación?

Se puede resumir de una manera muy sencilla: los periodistas habéis podido ver la diferencia entre las comunicaciones que os llegaban cuando estábamos todos juntos, y las que os llegan ahora que algunos han decidido formar otra opción. Desde luego, creo que ahora se está trabajando de una manera más clara, más directa y más tranquila. No creo que Izquierda Unida ponga palos en la rueda cuando ahora estamos teniendo más reuniones, más asambleas… Por ejemplo, yo estoy en el grupo de comunicación, y hemos podido organizar un grupo de quince personas en el que hay miembros de todos los partidos, pero también independientes y miembros de movimientos vecinales y sociales. Ahora estamos trabajando mucho más.

¿Qué cree que es más democrático, la lista de consenso o la elegida mediante primarias? Y una ‘subpregunta’: dentro de las primarias, ¿qué es más democrático, candidaturas agrupadas o candidatos que se presenten individualmente?

Vamos a ver… Lo que está claro es que para los próximos procesos electorales vamos a tener que revisar muy bien cómo se llevan a cabo las primarias, porque parece evidente que tal y como se han desarrollado, han generado división. Y eso empezando por las primarias que ha habido en Podemos. Una lista de consenso puede ser muy democrática si ha sido elegida desde las bases, pero si ha sido elegida desde una mesa camilla entre cúpulas no me parece democrático. Y podría darse esa situación, pero luego habría que consultarle a las bases. Yo creo que estamos en una etapa en la que gracias al 15-M, hemos conseguido que las bases se impliquen mucho más.

¿Y respecto a las listas agrupadas o individuales?

Lo de presentar listas agrupadas a unas primarias podría ser muy democrático siempre y cuando no sean listas cerradas. Lo que no me parece una buena opción es lo que se ha hecho en Podemos, donde en principio las listas eran abiertas, pero a la hora de la verdad, cuando entrabas a votar por Internet, lo más fácil era votar a la lista completa. Lo ideal hubiera sido que los militantes pudieran escoger con más facilidad a quién votar. Hay una cosa muy clara: ha habido siempre menos diferencia de votos entre la primera y la última persona de la lista más votada, que entre la última persona de la lista más votada y la primera de la siguiente lista. Y los últimos puestos de la lista de ‘Claro que podemos’ era gente más bien desconocida, mientras que en los primeros puestos de la lista de ‘Ahora podemos’ teníamos a gente como el abogado José Mateos, que es muy conocido en Murcia desde el 15-M. Lo de las listas sería muy democrático si de verdad pudieras escoger gente de diferentes listas. Por eso, cuando se iba a decidir ese punto en la asamblea de Cambiemos Murcia, yo preferí la opción de que se votara directamente a personas, para evitar que pasaran cosas como ésa, como lo que pasó en octubre en Podemos, cuando viene alguien de la cúpula a apoyar una lista grandísima sin distinguir muy bien quién hay dentro. Y más cuando estábamos en un momento en el que las figuras más vistas de Podemos tenían una repercusión mediática muy fuerte, de manera que el debate no era de fondo, de qué organización se defendía, sino de a quién apoyaba la cara más visible. Ha sido un error dividir en dos marcas a Podemos, y es algo que debemos revisar.

¿No cree que en este proceso de Cambiemos Murcia, se ha criminalizado al militante de un partido político? Viendo algunos comentarios, por ejemplo, se habla del militante de Izquierda Unida como si fuera militante del Partido Popular, por poner una opción política aparentemente más alejada de lo que inspira a Cambiemos.

A mí me lo parece. Dentro de estos procesos de confluencia, a veces me ha parecido que era más enemigo el militante de Izquierda Unida que lo que teníamos enfrente, que es el Partido Popular este del que te hablo, que lleva 20 años gobernando en Murcia. Yo entré en Podemos pensando que era una plataforma que iba a estar abierta a cualquier persona, también a las de los partidos con las que pudiéramos estar de acuerdo en unos mínimos para cambiar la realidad social, y entonces es muy curioso cuando te dicen ‘no, es que usted es político y usted debería tener menos visibilidad, debería estar en segundo lugar’, o incluso ya pesa sobre ti la sospecha… Por ejemplo, la semana pasada fui al círculo de Sanidad y Servicios Sociales de Podemos Murcia, para decirles, simplemente, que estaría bien que participaran en el diseño del programa electoral de Cambiemos, e incluso les dije que no les iba a vender Cambiemos, que está bien que participen en el programa de Ahora Murcia y que lo importante es que lleguen las propuestas a las instituciones. Y bueno, una compañera, que luego me pidió disculpas, me dijo ‘oye, a mí no me vengas a vender tu rollo panfletario’… Es sorprendente que estemos dentro de una formación política donde esté mal vista la acción política.

¿Qué cree que va a hacer Podemos al respecto de Cambiemos y Ahora Murcia?

No lo sé… Desde luego, el Consejo Ciudadano Municipal ya ha decidido no apoyar a Cambiemos Murcia, y me parece un error cuando el 96% de los votantes dijeron que Podemos lo apoyara.

Dicen que al variar las condiciones, el apoyo no se puede mantener.

Podría entenderlo aunque no lo comparta, porque Cambiemos no deja de ser lo que era. Sigue habiendo personas de las tres opciones políticas de cambio que participaban. Eso no ha cambiado, y si no firmó EQUO… Realmente no sé por qué no firmó EQUO. Y aquí estamos gente muy activa de Podemos. Entonces, como digo, forzando el razonamiento podría entender que se retire el apoyo a Cambiemos, pero lo que no puedo entender es que se someta a votación el apoyo a Ahora Murcia.

¿Por qué?

Pues porque si Cambiemos no cumple, quien seguro que tampoco cumple con las líneas rojas que fijó Podemos es Ahora Murcia. No nos vamos a enfrentar a esa opción, y lo normal es que fuéramos aliados naturales, pero por eso pienso que un apoyo de Podemos a Ahora lo único que haría sería ahondar en la división. Las garantías de un proceso de primarias como el de Cambiemos, con voto presencial y voto ‘online’, con muchísima publicidad, con la mayor participación de todas las primarias que ha habido… Esas condiciones no se dan en Ahora Murcia, yo lo siento mucho. Reunirse un domingo, anunciándolo con 20 horas de antelación, y votar con muchos de los propios candidatos allí, con una lista ya conformada, dejando allí cinco minutos a los independientes que se quisieran sumar… Dicen que no hay garantías en Cambiemos para los independientes… ¿Y qué garantías hay para los independientes en Ahora Murcia? Lo siento mucho, pero eso no son unas primarias, y mucho menos unas primarias con garantías. Así que vale que Podemos retire el apoyo a Cambiemos, y de hecho nos han quitado de redes sociales a los que estamos en Cambiemos, imagino que para que no se nos ocurra poner ningún mensaje de apoyo a Cambiemos, pero que se decida apoyar esa opción e incluso el sólo hecho de plantearlo, es ahondar en la división.

De forma explícita aún no, pero de forma implícita parece claro que desde Podemos se apoya la candidatura de Ahora Murcia, porque en la asamblea en la que fue ratificada la lista, estaban los secretarios generales del municipio y de la Región de Murcia.

Sin duda, sin duda… En mi opinión, la mejor opción era que Podemos hubiese mantenido el apoyo a la opción que votó el 96%, pero dado que no tenemos ya ese escenario y que el Consejo Ciudadano no va a seguir el mandato de la asamblea, lo mínimo que se debe hacer es dejar las cosas como están. Otra opción no va a beneficiar a nadie, ni a Ahora, ni a Cambiemos, ni a Podemos ni a la ciudadanía. Es momento de centrarnos de una puñetera vez en las propuestas. Abrir ahora una votación sólo va a generar ruido.

Bueno, pues pasemos a asuntos de fondo. Dice que el programa de Cambiemos estará abierto a las aportaciones, imagino que incluso el día antes de las elecciones…

Y después.

¿Cómo están ahora los grupos de trabajo en Cambiemos?

Pues están mejor que semanas antes de las primarias. Al dejar de haber pegas continuas entre esas sensibilidades, como solemos decir, hay mucha ilusión y se trabaja con mucha tranquilidad. Ya era hora, que estemos en lo importante. Hemos trabajado en la reorganización y ya estamos funcionando muy bien.

¿Cómo va el programa?

Las directrices del programa están claras. Esta semana habrá otra reunión y daremos mucha difusión a la reunión abierta y participativa del próximo sábado, en la que habrá pequeños grupos de trabajo para que todo aquel que quiera venir, pueda opinar sobre las propuestas y añadir nuevas ideas. Ahora tenemos tres ejes fundamentales: uno es la regeneración política, lo que conlleva la participación y el compromiso para construir la ciudad entre todos y todas, la transparencia, los presupuestos participativos, los referéndums ciudadanos, la planificación territorial participativa… Otro eje es la reactivación de la actividad económica del municipio, después de años en los que todo se ha basado en la especulación relacionada con el urbanismo, o en la concesión de contratos a grandes empresas afines al poder. En ese eje hay propuestas para la reactivación del comercio local, la regeneración de la huerta y su posible uso económico y sostenible, incluso mediante el turismo rural, porque no somos conscientes del patrimonio que nos rodea. También hablaremos de la creación de cooperativas, de pequeñas empresas, de la generación de empleo con la recuperación del patrimonio, de la formación activa… Una de las cosas de las que hemos hablado estos días es de la supresión de esos cursos de formación que se daban a personas que dejaban la enseñanza secundaria, cuando más falta hacen… El tercer eje está basado en la remunicipalización de servicios; hemos estudiado el caso de otros municipios, y está más que comprobado que la gestión de determinados servicios es mucho más rentable cuando se hace directamente desde la Administración, incluso con los mismos trabajadores que estaban en esas empresas privadas, mejorando también las condiciones del empleo. Hace falta también la participación activa de la ciudadanía, porque sería gestión pública de servicios públicos con supervisión comunitaria. Habría que activar eso y cambiar de mentalidad. Es algo difícil, hay que estudiar los pliegos de condiciones…

Hay contratos que son como una gran bola con una cadena atada al pie.

Sí, pero hay que revisarlo, porque a veces las empresas incumplen los pliegos de condiciones. Y bueno, esas son las tres líneas, pero quizá saldrá alguna línea más.

Y la campaña, ¿cómo la han diseñado?

Queremos que sea muy de barrios y pedanías. Habrá un acto central y uno de cierre, pero habrá sobre todo actos pequeños. De hecho tendremos más de un acto al día, y serán muy cercanos. En lugar de irnos a la universidad y soltar nuestro rollo, queremos que la gente participe. Queremos mantener esa filosofía de trabajo y conversar con la gente.

Y anunciáis que será una campaña coral, no personalista.

Claro. Yo creo que aún no hemos repetido cartel. Queremos que siempre haya una persona de cada partido y también independientes. Esa era y es la idea, llegar a la ciudadanía con independencia de quiénes son los que están primeros en la lista, y que pudiéramos conversar con la gente.

¿Y qué sensaciones les transmiten las personas que acuden a sus actos?

La gente que acude, lo hace porque de algún modo ya siente simpatía o se siente cercano a lo que representa Cambiemos. Estamos recuperando la ilusión, porque no podemos negar que hemos pasado momentos difíciles. No me gusta cuando los políticos te venden que todo está genial, no, nosotros hemos pasado un momento complicado pero estamos recuperando la ilusión.

 

Entrevista realizada en ElDiario.es por Pedro Serrano Solana a Carlos Egio, candidato por Cambiemos Murcia.

Fuente: http://www.eldiario.es/murcia/entrevistas/pasado-momento-complicado-recuperando-ilusion_0_383911609.html

Autor: Cambiemos Murcia

Comparte este artículo en