Las obras del AVE son fruto de la improvisación y la nula transparencia

ave

El concejal de Cambiemos Murcia Sergio Ramos ha dicho hoy que “no es de recibo” que mañana empiecen las obras de demolición del puente de Tiñosa sin haber avisado a los vecinos ni señalizado las vías alternativas, ni arreglado las carreteras que comunican Los Dolores con la Senda de Los Garres, que será la conexión norte-sur más próximas para los residentes en esta zona del municipio, lo que demuestra la “improvisación y falta de transparencia con las que se mueve todo lo relacionado con las obras para la llegada del AVE a Murcia.

“Convierten el paso a nivel de la Senda de Los Garres en una ratonera sin haber avisado correctamente a la ciudadanía del problema al que se van a enfrentar mañana”, ha sostenido Ramos, quien ha reprochado al concejal de Fomento, Roque Ortiz, que tanto la oposición como los pedáneos se han enterado antes por la prensa del contenido de la reunión de hoy y, además, no se les ha entregado documento que justifique las acciones que se están llevando a cabo.

Para el concejal, las explicaciones ofrecidas por Ortiz sobre la reunión que mantuvieron ayer el Ayuntamiento, la Comunidad Autónoma y el ministerio de Fomento han sido “muy imprecisas y denotan claramente que el concejal desconoce la información”.

Si bien sí ha quedado claro que el Ayuntamiento tiene que pagar una parte (la otra la Comunidad) de los 44.454 euros en concepto de indemnización a la empresa que se iba a encargar de construir el puente de la Senda de los Garres, una obra licitada por ADIF y que ya no se va a realizar por la reforma del proyecto, a lo que Cambiemos se opone porque considera que la adjudicación podría ser ilegal, con lo cual “es ADIF quien tiene que asumir el coste de la indemnización”.

Por tanto, añade Ramos, las arcas municipales tienen que asumir un coste derivado de la “irresponsabilidad” del ministerio.

Respecto al paso subterráneo de Tiñosa, que incluía la moción conjunta de los grupos de la oposición aprobada el pasado mes de octubre, el edil de la formación municipalista ha dicho que la oposición se ha enterado por los medios de comunicación de que finalmente tampoco se va a realizar porque según el Ayuntamiento es inviable, aduciendo a un informe que no se ha facilitado ni a los grupos municipales.

Ramos ha mostrado sus dudas sobre la legalidad de que no se saque una nueva licitación para doblar los metros de soterramiento previstos, que pasan de 500 a 1.100 según el nuevo plan de ADIF, y se tenga que hacer una adjudicación complementaria a la obra ya adjudicada. Por ese aumento el Ayuntamiento tendrá que pagar el 8 por ciento, pero Ortiz no ha sabido concretar el coste real.

Autor: Silvia Cabrera

Comparte este artículo en

Deja un comentario