Pedimos al Ayuntamiento que exija la paralización de los trabajos con maquinaria pesada en el río Segura

Cambiemos Murcia ha solicitado hoy al equipo de Gobierno que exija a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) la “detención inmediata” de la limpieza de cañas con maquinaria pesada que se efectúa desde el pasado mes desde el interior del cauce del río Segura, en el tramo situado entre La Contraparada y la fábrica Santa Bárbara.
La formación municipalista ha hecho esta petición después de que la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) denunciara los daños que estos trabajos, realizados con una máquina giratoria de gran tonelaje en el lecho del río, están generando sobre las orillas en forma de erosión y compactación, y las comunidades biológicas acuáticas.
Ginés Mirón, vocal en San Ginés y miembro del grupo de Huerta y Modelo de Ciudad de Cambiemos Murcia, ha señalado que a esta actuación, que es “totalmente invasiva” de los ecosistemas de la zona y no cuenta con un estudio de impacto previo, se suman las consecuencias que tienen los “dragados injustificados” en el tramo del río a su paso por la ciudad de Murcia.

Ambos trabajos demuestran, en palabras de Mirón, “que nos encontramos ante una forma de entender el río por parte de determinadas administraciones y sus responsables no como cauce natural sino como un simple acueducto que carece de vida sobre el que se puede actuar de cualquier manera”.

Además, ha llamado la atención sobre la “contradicción” que supone que “a pocos metros de donde está actuando esta maquinaria se estén llevando a cabo proyectos encaminados a devolver su riqueza ambiental al río mediante la reforestación de meandros y taludes con vegetación autóctona”.

Frente a este tipo de “acciones descoordinadas y hasta contradictorias”, Cambiemos Murcia ha considerado que todas las actuaciones que se desarrollen en el entorno del Segura se hagan conforme a un proyecto de recuperación ambiental del cauce, consensuado entre las administraciones y la ciudadanía.

* Fotografía de ANSE.

Autor: Silvia Cabrera

Comparte este artículo en

Deja un comentario