El PP mantiene bloqueadas las inversiones en las juntas municipales de las pedanías

Cambiemos Murcia ha denunciado hoy en rueda de prensa que el equipo de Gobierno mantiene bloqueado el 60 por ciento de las inversiones (más de 3 millones de euros) destinadas a las pedanías del municipio dentro los presupuestos de 2017, lo que impide a las juntas municipales desarrollar sus proyectos con normalidad.

Así lo ha anunciado hoy el concejal Sergio Ramos en una rueda de prensa en la que han participado, además, los vocales de la formación municipalista en San Ginés, Ginés Mirón; El Palmar, Ana Serrano; Era Alta, Juan Carlos Moreno; y San Pío X, John David Babyack.

El edil ha explicado que todas las pedanías están afectadas por este “bloqueo”, el “enésimo del PP”, si bien ha citado “algunos de los ejemplos más sangrantes” como son el caso de El Palmar, cuyo presupuesto previsto en materia de inversiones es de 348.100 euros pero durante el año la junta solo ha tenido disponibles 119.000, es decir, un 65,84 por ciento menos de los asignado.

En el caso de La Alberca, la diferencia entre lo consignado y lo disponible es del 57,28 por ciento; en Santo Ángel es del 68,75, y en Guadalupe y San Ginés también se supera el 60 por ciento.

Para Cambiemos Murcia, esta situación es “insostenible” y requiere que, desde el Gobierno local, se adopten las medidas necesarias y depuren responsabilidades para que las juntas, como administración más cercana a la ciudadanía, puedan cumplir con sus objetivos.

“De nuevo este equipo de Gobierno, con su ineficaz gestión y la ausencia de voluntad política, está vulnerando el derecho de la ciudadanía a que sus juntas sean políticamente activas y cumplan con lo prometido”, ha sostenido Ramos, para quien el resultado es una situación “muy grave” en las juntas porque contaban con la totalidad del presupuesto de inversión que ahora no pueden ejecutar, y esto “se va a notar en cuestiones muy importantes como el estado de los colegios públicos”.

El edil ha asegurado que “el PP no quiere que se vea que las juntas municipales del cambio están haciendo una política con menos recursos pero mucho más óptima que la que hace el propio Ayuntamiento”. “Ahora mismo gestionar una junta municipal es una odisea, con proyectos que nunca llegan y mil y un impedimentos que condenan a las juntas a tener que hacer inversiones muy sencillas porque los proyectos que pueden realizar son bloqueados sistemáticamente”, ha añadido.

También ha hecho referencia a que en el primer Pleno de la Corporación todos los grupos aprobaron una moción para modificar el Reglamento de Participación Ciudadana, que es el que rige la gestión de las juntas municipales, ampliando sus competencias e introduciendo instrumentos democráticos, y “más de dos años después ni siquiera hemos comenzado con ese trámite a pesar de la necesidad de un nuevo marco competencial”.

Además de con los propios fondos del Ayuntamiento, las inversiones dedicadas a las juntas municipales se sufragan a través de préstamos concedidos por bancos. En lo referente a esto último, el Consistorio “a fecha de hoy no ha sido capaz de negociar con ninguna entidad”, con lo que esa parte de la financiación no está disponible.

En este sentido, Ramos ha considerado “curioso” que el concejal de Hacienda “diga constantemente que las cuentas del Ayuntamiento están saneadas y que somos un Ayuntamiento modélico y, sin embargo, nos cueste tanto llegar a un préstamo con una cantidad que no es tan alta”.

El edil ha recordado además que su formación ya advirtió de que los presupuestos son “irreales”, tanto los del Ayuntamiento, donde los índices de inversión son de alrededor del 30 por ciento, como los de las propias juntas, algo que “se está demostrando en ambas administraciones y que el PP y los grupos que le apoyaron ya lo sabían”.

Por su parte, Ana Serrano, de El Palmar, ha criticado que su pedanía es la más grande del municipio, con 23.000 habitantes que se sienten “abandonados” por el Ayuntamiento.

“Nos falta dinero que queríamos invertir en equipamientos para los colegios, en adecuar las aulas para los niños y las niñas, ya sea con aparatos de calefacción y aire acondicionado. Este dinero, que no va a llegar y que consideramos que se nos ha robado por parte del Ayuntamiento de Murcia, es necesario para el buen funcionamiento de nuestra pedanía”.

Serrano ha advertido, asimismo, de las consecuencias que tiene el “bloqueo” para las subvenciones a asociaciones. “Muchas de ellas se quedan sin presupuesto, sin viabilidad económica para llevar a cabo actividades durante el curso”.

“Las pedanías no somos de segunda; allí se concentra la mayoría de habitantes del municipio y queremos un trato digno”, ha sostenido Serrano, tras lamentar que las juntas “se ven sin competencias para poder gestionar nuestros recursos en nuestros pueblos, porque nadie mejor que los vecinos y vecinas saben las necesidades que tenemos”.

En palabras de la vocal, esta situación se podría haber evitado si El Palmar tuviese un Ayuntamiento propio, puesto que tenemos capacidad para gestionar nuestros recursos, pero el trato que recibimos es “lo que sobra de Murcia” como el resto de pedanías.

Ginés Mirón, de San Ginés, ha explicado que si bien su pedanía es más pequeña, la situación es “muy similar”. “Estamos a 15 de noviembre y apenas hemos podido ejecutar una pequeña parte de esos presupuestos”.

Por ejemplo, “tenemos la comunidad educativa del CEIP Escultor Salzillo se nos planetó una demanda, la construcción de una pérgola infantil para dar sombra. La junta recogió la petición y la ejecutamos en abril, pero la empresa aún no ha podido cobrar”.

“Lo que se está transmitiendo desde el Ayuntamiento de Murcia es que las juntas son incapaces de dar respuesta a las demandas y a las necesidades de los vecinos, que nos pasen a considerar entidades ineficaces con las que no merece la pena contar”.

Mirón ha defendido la necesidad de que “el famoso 8 por ciento se integre en las juntas municipales para poder tener medios. Necesitamos una mínima planificacion para que no pase como este año y el anterior, llegar a final del ejercicio y no saber cuánto dinero tenemos”.

Consulta la situación de las inversiones en las pedanías aquí.

Autor: Silvia Cabrera

Comparte este artículo en

Deja un comentario