Proponemos 30 medidas para hacer un presupuesto municipal más social

– La formación municipalista califica el presentado por el PP, con el apoyo de Ciudadanos, de continuista y de haber sido negociado “en mesa de camilla” entre el equipo de gobierno y Cs.

Cambiemos Murcia ha rechazado en el Pleno extraordinario de hoy el proyecto de presupuestos municipales de 2018 presentado por el PP con el apoyo de Ciudadanos, y ha elevado una treintena de enmiendas tendentes a mejorar la inversión en los servicios públicos, especialmente en los de carácter social.

El concejal de la formación municipalista Sergio Ramos ha explicado que su rechazo al proyecto se debe, por un lado, a que son “continuistas y antisociales” y, por otro, al método elegido por el partido en el gobierno para la aprobación de los presupuestos, marcado por el “oscurantismo” y la ausencia de participación.

Para Ramos, es “una falta de respeto a la ciudadanía” que el debate sobre “el instrumento político más importante” del Consistorio se haya producido en agosto, sin posibilidad de exponer enmiendas y con menos de dos semanas para que los grupos de la oposición, a excepción de C´s, al que define como “aliado natural del PP”, puedan analizarlos.

“Está claro que el PP no está orgulloso de este presupuesto, porque si lo estuviera lo habría presentado antes a asociaciones, organizaciones sociales y formaciones políticas”, ha asegurado el edil, que ha informado además de que el proyecto “ni siquiera está en la web del Ayuntamiento” para que lo consulte la ciudadanía.

El hecho de que el debate se produzca en agosto, un mes inhábil, es “una excusa” para sacarlo adelante “por la puerta de atrás” y una forma de “robar” un espacio de participación “burlando la soberanía del Pleno”, al obviar una moción aprobada que proponía la calendarización de esta sesión para mejorar el procedimiento.

Respecto al apoyo de Cs, Ramos ha mostrado su “sorpresa” porque haya respaldado un proyecto “calcado” al de 2017, que fue criticado por el portavoz del partido naranja, Mario Gómez, que llegó a asegurar que con esas cuentas “se está engañando” a la población y a presentar enmiendas para que el Pleno controlara la ejecución del presupuesto.

En este sentido, ha preguntado a Gómez si tiene sentido el acuerdo presupuestario cuando, con cifras en la mano, el equipo de Gobierno no ha superado en los últimos tres años el 30 por ciento de ejecución de los proyectos contemplados en las cuentas, lo que demuestra que están muy alejados de la realidad.

En referencia al PSOE, que en los últimos dos años apoyó los presupuestos del PP, ha sostenido que se alegra de que se haya alineado con la izquierda haciendo frente a un proyecto que “no beneficiará en nada a la mayoría social”, negociado “en mesa de camilla” y lleno de “grandes proyectos prometidos y nunca cumplidos”.

También se ha referido a la imposibilidad de que las enmiendas formuladas por los grupos -en esta ocasión, solo Cambiemos Murcia ha presentado- no puedan debatirse como en muchos otros ayuntamientos, la Asamblea Regional de Murcia o el Congreso de los Diputados, es decir, una a una, en lugar de en su conjunto.

Sobre las declaraciones del concejal de Hacienda, Eduardo Martínez-Oliva, acerca de la “infrafinanciación” del municipio, Ramos ha recordado al Partido Popular que el Ayuntamiento está intervenido por la deuda generada tras la instalación del tranvía que recorre la zona norte de Murcia.

El 38 por ciento del presupuesto para externalizaciones

“El Ayuntamiento está bloqueado por las externalizaciones. En total, las grandes empresas se llevan 148 millones, un 38 por ciento del presupuesto: Tribugest, encargada de la gestión de tributos, recibirá 7,1 millones de euros; la empresa que gestiona Terra Natura, tres (más que el servicio de Juventud); otros tantos se destinarán a cubrir el déficit de las entidades privadas deportivas; 8,9 irán a parar a STV y 68 se repartirán entre Ferrovial y Cespa”.

Así, explica el concejal, “se nota claramente que tener contentas a las grandes empresas es uno de los objetivos del PP” mientras asuntos como la lucha contra las violencias machistas, la pobreza energética y la exclusión social, cuya tasa en Murcia supera la media nacional, “están tan infrafinanciados que costará muchos años revertir la situación”.

Sin criterio de reparto en las juntas municipales

Cambiemos Murcia también ha criticado en su intervención que el Gobierno municipal no haya informado de los criterios seguidos para el reparto del presupuesto destinado a las juntas municipales. “No sabemos por qué unas reciben hasta un 30 por ciento más por habitante que otras”, ha reprochado Ramos, que ha lamentado además el “bloqueo” sufrido por las juntas del cambio.

“Han sido sistemáticamente bloqueadas; solo ha habido trabas y eso responde a una cuestión política porque ni PP ni Cs creen en la descentralización”, ha opinado Ramos, quien ha destacado la labor del personal del Ayuntamiento, que “se ha dejado la piel” por ofrecer unos servicios públicos de calidad.

Enmiendas para reorientar los presupuestos

La formación municipalista ha presentado una treintena de enmiendas al proyecto de presupuestos que ha contado con el apoyo de los grupos de PSOE y Ahora Murcia, y del concejal no adscrito Francisco Javier Trigueros. En total, las propuestas movilizan unos 20 millones de euros y su ejecución, en palabras del concejal, “requieren de voluntad política” más que de presupuesto.

Entre las enmiendas, Ramos ha destacado las que solicitan igualar las subvenciones destinadas a la lucha contra la violencia de género a niveles de 2015; aumentar las ayudas para Cooperación al Desarrollo para que se sitúen en el 0,7%; la creación de un sello de calidad para los productos de la huerta de Murcia; medidas para evitar inundaciones producidas por las lluvias en Espinardo; la construcción de una piscina municipal en Beniaján, una instalación prometida por el PP desde hace muchos años; ampliación del centro de zoonosis o el incremento de ayudas sociales para alquiler de viviendas.

Autor: Silvia Cabrera

Comparte este artículo en

Deja un comentario