Proponemos que la ciudadanía participe en la mejora de la movilidad en el centro de sus pedanías

Cambiemos Murcia ha presentado una moción al Pleno de este jueves para impulsar procesos participativos en las juntas municipales con el fin de que sea la ciudadanía de las pedanías quien analice sus necesidades en materia de movilidad, tráfico y accesibilidad respecto a los cascos urbanos de sus territorios, en la línea del Plan Murcia 30, que solo se dedica al centro urbano de la ciudad.

Nacho Tornel, concejal que defenderá la iniciativa, ha explicado que el objetivo es que el Ayuntamiento ponga a disposición de las juntas municipales los recursos suficientes para iniciar estos procesos en cada pedanía que lo solicite, de cara a mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas mediante proyectos de movilidad sostenible y calmado de tráfico.

En este sentido, el edil ha recordado que los centros urbanos de las pedanías del municipio “suelen estar diseñados a partir de unas prácticas urbanísticas muy distintas a las actuales y que han dado lugar a una tipología de calles y plazas representadas por espacios muy estrechos, excesivos obstáculos arquitectónicos y poco homogéneos”, donde el vehículo a motor es el verdadero protagonista.

Por ello, ha apostado por que sean las personas que residen en las pedanías las que, de primera mano, decidan sobre cómo mejorar sus espacios y que las propuestas, tras un análisis por parte de los técnicos de las correspondientes concejalías, se incorporen al Plan 30, incluido en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) del Consistorio.

“Es importante que los propios vecinos de pedanías participen en las decisiones para hacer de entorno de vida cotidiano un espacio más amable. Las juntas deben ofrecer ese servicio y sustituir poco a poco la figura del pedáneo hacedor por la de los vecinos organizados”, ha apostillado.

Esta iniciativa, promovida por el grupo de trabajo sobre Movilidad sostenible Cambiemos Murcia, sugiere, entre otras actuaciones concretas, extender el modelo de acera libre de obstáculos en las vías principales de las pedanías, promover la peatonalización de las calles más estrechas o ampliar los elementos de descanso para el peatón.

Además, persigue la promoción del calmado del tráfico, la creación de calles ciclables y calles residenciales. Una fórmula interesante, según el concejal de la formación municipalista, “allá donde existen calles con aceras minúsculas que son un obstáculo para el peatón, pues no las pueden utilizar y tiene que circular por la calzada”.

Autor: Silvia Cabrera

Comparte este artículo en

Deja un comentario