Proponemos que la Iglesia Católica pague IBI por espacios no destinados al culto

ibi-iglesia-elpaisEl concejal de Cambiemos Murcia Sergio Ramos va a elevar una moción al Pleno de este mes para que el Ayuntamiento realice un censo municipal de los inmuebles rústicos y urbanos que están a nombre de la Iglesia Católica y otras confesiones religiosas a fin de que paguen el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) por aquellos espacios que no están dedicados al culto.

En rueda de prensa, Ramos ha recordado que el IBI es el impuesto más importante de los ayuntamientos por su impacto en las finanzas municipales y que en el caso del de Murcia, los ingresos por este tributo alcanzaron los 116 millones de euros de los 400 que recibieron las arcas municipales el pasado año.

A su juicio, el modelo de tributos del Ayuntamiento de Murcia es “poco redistributivo e injusto” como demuestra que residentes en barrios históricos como El Carmen o El Infante paguen más por sus viviendas que aquellos que viven en la conocida como “Milla de oro”, en Juan Carlos I.

“No es de recibo que mientras se multa a cualquier ciudadano por el mínimo cambio en sus casas en la huerta de Murcia, con fotografías aéreas y la máxima diligencia, estemos dejando de ingresar un presupuesto importante”, que según cálculos aproximados es de 700.000 euros anuales, “por no cumplir la legislación en relación a la Iglesia”, ha asegurado.

Solo los espacios destinados al culto está exentos de pagar el IBI, según el Concordato suscrito en 1979 por la Iglesia Católica y el Estado y diferentes acuerdos de cooperación firmados en 1992 para otras confesiones religiosas. “Pero lo cierto es que no están pagando por ninguna de sus propiedades, y son muchas”, ha añadido el concejal.

Como ejemplo, ha citado el caso de Granada, donde la Iglesia es propietaria de 352 inmuebles, entre ellos hoteles de lujo, locales comerciales, plazas de garaje y viviendas, por los que se ahorra dos millones de euros al no pagar el IBI. También en Lugo y Almería posee aparcamientos que tiene arrendados a empresas privadas, y por los que no contribuye.

En Zaragoza, según ha comentado Ramos, el Consistorio ha impulsado un control mediante la elaboración de un censo de inmuebles que no están destinados al culto. En la ciudad aragonesa la Iglesia Católica tiene en propiedad 150 inmuebles valorados en casi 90 millones de euros, y se ahorra unos 600.000 euros anuales en concepto de IBI.

En Murcia podría estar ahorrándose unos 700.000 euros si se extrapolan los datos nacionales, “e incluso esa cantidad puede ser mayor si tenemos en cuenta que la Iglesia posee muchos inmuebles en este municipio”. Una cifra, ha añadido Ramos, “nada desdeñable” ante las carencias sociales y los recortes en servicios públicos.

Autor: Silvia Cabrera

Comparte este artículo en

Deja un comentario