Reclamamos al Ayuntamiento que pague las deudas a los trabajadores y trabajadoras de Ayuda a Domicilio

Cambiemos Murcia pedirá en el Pleno de mañana que el Ayuntamiento haga frente cuanto antes al pago de las nóminas atrasadas de los trabajadores y trabajadoras de Ayuda a Domicilio, cuyo montante total es de unos 3 millones de euros, a los que hay que sumar las condenas al Consistorio por mora y daños y perjuicios.

En rueda de prensa, el concejal Sergio Ramos ha explicado que detrás de la situación de los trabajadores se encuentra el “mal uso” del dinero público por parte del equipo de Gobierno y el “mal trato” al que somete a los empleados de las contratas.

Así, ha recordado que el PP decidió, a pesar de las deudas que la empresa acumulaba con la Seguridad Social, otros ayuntamientos y entidades bancarias, prorrogar el contrato por un valor de 10 millones de euros. Esto lo hizo “en medio de unas elecciones municipales”, ha agregado el edil de la formación municipalista.

Ayuda a Domicilio se comprometió a cumplir con las condiciones impuestas, pero esto “apenas duró un mes”, porque se sucedieron meses de impagos al medio centenar de trabajadores que, pese a no cobrar sus salarios, continuaban ejerciendo su trabajo con normalidad.

En esta situación, el Consistorio, en lugar de rescindir el contrato, “continuaba ingresando puntualmente su aportación” mientras la entidad acumulaba “deudas constantes” que llegaron a motivar, incluso, que los trabajadores y trabajadoras tuvieran que recurrir a ayudas sociales ante la imposibilidad de hacer frente a sus gastos básicos.

Los impagos han llegado a la justicia, que hasta ahora ha condenado al Ayuntamiento, por ser responsable solidario, en siete ocasiones. El coste que debe afrontar el Ayuntamiento en cada proceso es, por trabajador, de entre 10.000 y 15.000 euros, y todo “por no cumplir lo que es obvio”.

Para Ramos, no tiene sentido que el Ayuntamiento de lugar a que cada caso se delibere individualmente, ya que eso conlleva un coste económico mayor. Por eso, ha propuesto que el Ayuntamiento actúe de buena fe, “se tome las cosas en serio” y pague a los trabajadores.

En este sentido, ha informado de que el Ayuntamiento cuenta con una retención de pagos por valor de cerca de 2,5 millones de euros, una cantidad que si bien no cubre todos los pagos, es gran parte de los mismos y sirve para “lo prioritario” en esta situación que, a su juicio, es abonar lo adeudado.

Autor: Silvia Cabrera

Comparte este artículo en

Deja un comentario